El programa de Español muestra una gran influencia entre sus estudiantes

“Mi interés en el idioma Español es debido a mi familia,” dijo Sabrina Defibaugh, estudiante de Español y Música.

“Muchos de mis familiares hablan Español como lengua nativa y yo siempre he querido aprenderlo.”

By Kervy Robles, Sports Editor

El programa multilingüe de la Universidad Bautista de Oklahoma crece cada semestre favorablemente.

En la actualidad, 10 estudiantes cuentan con el idioma Español como carrera principal y otros 20, como segunda materia universitaria.

Lucrecia Litherland, profesora de OBU, habla sobre el propósito del programa de Español en esta universidad.

“El propósito es que cada estudiante pueda terminar el semestre con un nivel más alto en el aprendizaje y con un aprecio más grande de la cultura hispana,” expresó Litherland.

“La prueba más importante es que puedan usar el Español fuera de las cuatro paredes de la clase y no tan solo una buena nota en la libreta.”

Para muchos de los estudiantes de Español, el interés es debido a sus raíces Hispanas.

“Mi interés en el idioma Español es debido a mi familia,” dijo Sabrina Defibaugh, estudiante de Español y Música.

“Muchos de mis familiares hablan Español como lengua nativa y yo siempre he querido aprenderlo.”

Otros alumnos han sido motivados a aprender Español a una edad muy temprana.

“Siempre he estado involucrado en el idioma español,” comentó Alejandro Cordero, estudiante de fisioterapia y rehabilitación.

“He tratado de hablarlo desde muy pequeño e incluso lo estudié en Mexico por dos años.”

A veces el interés por una lengua extranjera despierta a una edad mas tardía.

“Cuando tenía 14 años, tome una clase de Español e inmediatamente me enamoré del idioma,” expresó Hayley Graft, estudiante de Ministerio Intercultural y Español.  “Luego leía artículos y la Biblia en Espańol. Después de un viaje cultural a la República Dominicana, sentí que de alguna manera pertenecía a la cultura Hispana.”

Sin embargo, para muchos estudiantes el aprendizaje no acaba aquí. Los planes relacionados al idioma Español involucran grandes cambios en la sociedad.

“El Español es muy importante en el campo de la medicina,” comentó Cordero.

spanish
Lucrecia Litherland, actualmente profesora del programa multilingue, cuenta con mas de 30 estudiantes inscritos en clases de Espanol en este semestre. / Courtesy Photo, The Bison 

“Al graduarme de esta universidad y luego de la escuela de fisioterapia, quiero ayudar a la gente hispana de bajos recursos de Oklahoma.”

El uso del idioma Español es visto por muchos estudiantes como una herramienta para influenciar en ciertas areas en el mundo.

“Es mi sueño utilizar el Español en organizaciones no gubernamentales,” dijo Graft.

“Este idioma es muy útil en situaciones inesperadas, ya sea trabajando con adolescentes en alto riesgo, traduciendo instrucciones para voluntarios o trabajando con refugiados en Grecia y hasta ayudando a niños de inmigrantes Latinos al rededor del mundo.”

Mientras otros alumnos, toman el idioma del Español como un trampolín al inicio de una carrera docente.

“Después que me gradué, quiero enseñar Español en los Estados Unidos,” expresó Defibaugh.

“Espero poder usar mis conocimientos en la lengua española a otras comunidades.”

Finalmente, la profesora Litherland comparte su pasión por enseñar Español e incluso se atreve a dejar un consejo.

“Muchas cosas me apasionan, pero una de las principales es animarles, por que yo en algún momento en mi pasado, también estuve en una situación similar a la de ellos, aprendiendo en mi caso el idioma Inglés,” comentó Litherland.

“Y aunque ellos tienen sus planes, uno nunca sabe donde va a terminar. Por eso siempre les repito el verso de Proverbios 16:9: el hombre propone y Dios dispone.”

For English translation, contact Kervy Robles, the author and sports editor.

Jonatan y una decisión que le cambió la vida

Jonatan Martinez, estudiante de kinesiología, es miembro de la comunidad Hispana en la Universidad Bautista de Oklahoma y cuenta el inicio de su aventura por los Estados Unidos.

Jonatan Martinez, estudiante de kinesiología, es miembro de la comunidad Hispana en la Universidad Bautista de Oklahoma y cuenta el inicio de su aventura por los Estados Unidos.

“Todo empezó en Colombia, mientras jugaba al fútbol en una iglesia cristiana,” Martinez dijo.

jon.jpg
Jonatan Martinez estudia kinesiolgia y juega para el equipo de futbol para OBU. / Kervy Robles, The Bison

“Yo no sabía que estaban grabandome. El video fue mandado a muchas universidades en los Estados Unidos.”

Universidades de Ohio y Michigan parecían interesadas en Jonatan, quien luego fue adoptado por una familia en Chandler, Oklahoma.

“En Colombia es muy difícil jugar al fútbol y tener una carrera universitaria,” Martinez expresó.

“Mi nueva familia, aquí en Chandler, se ofreció a ayudarme con mis estudios y darme un lugar en donde vivir.”

La decisión de venir a los Estados Unidos en busca de mejores oportunidades no fue nada fácil para Jonatan.

“Mi tía con la cual yo vivía en Medellín no quería que viniera por miedo a lo que me iba afrontar,” Martinez comentó.

“Yo tomé la decisión de ser responsable de mis actos. Mi tía aceptó mi decisión y rapidamente inicié el proceso de la visa.”

Con la llegada de Jonatan a Oklahoma y su sueño de jugar al fútbol competitivamente, su padre adoptivo en Chandler inició conversaciones con la Universidad Bautista de Oklahoma.

“El comando técnico del programa de fútbol de esta universidad me dio las facilidades de venir y proveer becas para mi,” Martinez dijo.

“Sin embargo, primero tenía que atender al Intensive English Program (Programa Intensivo de Inglés) para que después vaya a clases regulares.”

Jonatan recuerda sus primeros pasos en su deseo por aprender inglés.

“Los profesores hablaban y yo no entendía nada, me sentía completamente perdido,” Martinez dijo.

“Me daba vergüenza hablar inglés, tenía mucho miedo de equivocarme y que se burlen de mí.”

En el transcurso de unos cuantos meses, los profesores del Programa Intensivo de Inglés notaban que Jonatan comprendía mejor el idioma.

“En las primeras semanas de clases, yo podía ver frustración en los ojos de Jonatan,” Linda Perkins, profesora del Programa Intensivo de Inglés comentó.

“Todo estudiante normalmente toma un mes en comprender el idioma y todo un semestre en hablarlo. Jonatan siempre fue muy intencional en hablar Inglés, tenía un deseo muy grande por ser exitoso en el aula como también en el fútbol.”

De esta manera, Jonatan se sentía más cómodo y convencido de que la Universidad Bautista de Oklahoma le ofrecía las herramientas necesarias para sus aspiraciones. De otro lado, el fútbol le brindaba un clase de terapia a sus mayores preocupaciones.

“El fútbol siempre ha sido el mejor remedio para todas mis complicaciones,” Martinez expresó.

“De cierto modo me servía como la mejor medicina para la melancolía de pensar en mis familiares y mi país.”

Jonatan también reconoce que ser un estudiante y atleta en la universidad, no es una tarea fácil.

“Ya en mi segundo año, empecé a coger el ritmo académico y futbolístico,” Martinez dijo.

“Ser un atleta no es nada fácil, sales de los entrenamientos y estas cansado. No tienes tiempo para siestas, tienes que continuar con la rutina y terminar tus deberes.”

Jonatan admite que su decisión de venir a Oklahoma, le ha cambiado la vida.

“Esta universidad me ha cambiado la vida,” Martinez comentó.

“Antes de llegar aquí yo era una persona diferente, mi manera de actuar y ver el mundo ha cambiado desde entonces. Estar alejado de mi familia me ha hecho madurar también.”

Jonatan, quien actualmente se encuentra en su segundo año, mira el futuro con optimismo.

“Sigo en el proceso de seguir aprendiendo y estoy bendecido por esta oportunidad,” Martinez dijo. “Quiero completar una carrera universitaria y perseguir mi sueño de ser futbolista profesional en los Estados Unidos.”

For the English translation, contact Kervy Robles, the author and sports editor.